Emprendimiento

Cimientos intangibles para un negocio bien estructurado

La inversión para arrancar es a menudo formación, experiencia, o un porfolio que exhiba el catálogo de productos que ofreces. Esto no se compra, consiste en ejercer el trabajo mismo que será el motor y fuente de ingresos de tu negocio, pero sin cobrar y por un tiempo indeterminado. Es el equivalente a "estar en prácticas" de los trabajos tradicionales.