El blog personal, ¿vanidad o humildad?

Puede parecer que un blog personal, expresión de las reflexiones individuales, es un acto de egocentrismo. Yo he llegado a la conclusión de que es justo lo contrario. Las personas que comparten sus pensamientos ponen a prueba su humildad. Mis inquietudes pueden resultarles molestas a otras personas. Mis teorías pueden despertar discrepancias. En el mejor de los casos, estas letras pueden no importar a nadie.

Todos somos uno

A menudo descubro que una idea que creo personal y original también la han tenido y la tendrán otras personas. La historia se repite. Ya hace más de 2.500 se escribió: “No hay nada nuevo bajo el sol”. Todos somos un mismo ser viviendo la misma vida.

Microrrelatos, midiendo las palabras

Sin quererlo ni buscarlo, me ofrecieron participar en un concurso de microrrelatos, e igualmente, sin pensármelo dije: ¡claro! Qué maravilloso reto, escribir algo con una serie de limitaciones y condiciones, nada puede parecerme más estimulante. Bueno sí, ahí estoy exagerando.

Del amor al drama al placer de la crítica

El drama, en una justa medida, nos recuerda esa asignatura pendiente de superación que todos tenemos. Para muchos, ver el drama que nos rodea es razón para sentirse mejor con el drama propio, como dice el famoso dicho: “Mal de muchos, consuelo de tontos”. Un paso más en la exultación del drama es el placer de la crítica No debe importarnos ser objeto de críticas o compasión, porque además de ser un acto natural, recibir críticas nos da una información útil para poder ayudar a los demás a superar su propio drama siendo modelo de superación de eso que nos achacan.

Si quieres ser artista, basta con crear, y mucho

¿Qué vale más, ser artista por dedicación personal o serlo por aclamación popular? Lo que está claro es que no se puede ser artista de ningún tipo sin tener un catálogo de obras originales, y si alguien tiene un amplio catálogo, es difícil negar que se trate de un artista creador, independientemente de si su trabajo es del gusto general o no.

Revelador odio a los ricos

El dinero no hace a las personas malvadas. No es que el dinero le pudra, es que la persona ya estaba infectada. De la misma manera, los medios materiales contribuyen a expandir la influencia positiva de las personas honorables e íntegras.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑