Emprendimiento

Cimientos intangibles para un negocio bien estructurado

El capital fundacional que ha de reunir el emprendedor que abre su propio negocio es, antes que nada, su propio trabajo.

La inversión para arrancar un negocio muchas veces no es material o financiera.

La inversión para arrancar es a menudo formación, experiencia, o un porfolio que exhiba el catálogo de productos que ofreces. Esto no se compra, consiste en ejercer el trabajo mismo que será el motor y fuente de ingresos de tu negocio, pero sin cobrar y por un tiempo indeterminado. Es el equivalente a “estar en prácticas” de los trabajos tradicionales.

Emei shan, Chengdu, China

Esto supone que, durante meses, incluso años, dediques todo tu empeño, energía, tiempo y concentración a construirte esta base. Das el máximo de ti, estás a tope, casi día y noche. Al no tener ingresos, es una situación que quieres acortar, esperando sacar pronto a la luz los frutos de esta etapa, y por fin organizar tu empresa en base a horarios laborales normales. En jerga de autónomos esto significa: seguir trabajando casi constantemente.

Muchas personas, acostumbradas al concepto tradicional de empleo, según el cual el trabajo es una penalidad evitable en la medida de lo posible, no están dispuestas a atravesar tan sacrificada, incierta y a veces larga puesta en marcha del emprendimiento profesional.

Además, hay muchos prejuicios sociales contra los que remar, como si tus propias dudas de emprendedor no fueran suficientes.

  • Algunos creerán que, si no estás cobrando, no estás trabajando, luego estás de vacaciones.
  • Otros juzgarán que, si no percibes dinero externo, es que no lo necesitas porque vives de las rentas o te mantienen.
  • Los más perezosos dirán que si estás en casa, estás tirada en el sofá. Este prejuicio perjudica sobre todo a los trabajadores por cuenta ajena, y corresponde a una mentalidad muy española que impide que las empresas voten por el teletrabajo en nuestro país.
  • Los escépticos determinarán que, si tardas tanto en sacar a la luz tu proyecto, es porque no sabes lo que quieres hacer.
Luskentyre, Isla de South Harris, Escocia

Esta fase es solo una parte de la aventura de emprender, del camino del héroe que bien conocen todos los valientes y luchadores que apuestan por cumplir sus sueños, y que yo espero, algún día, recordar con añoranza, no por estar cómoda en la prueba, sino porque la energía e ilusión que me invaden en esta etapa son el mejor sueldo que he percibido nunca.

3 comentarios sobre “Cimientos intangibles para un negocio bien estructurado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s